NI LA POLICIA TIENE SIEMPRE LA RAZON, NI LOS TRABAJADORES QUE SE MANIFIESTAN PARA RECLAMAR SUS DERECHOS SON DELINCUENTES.

Los mismos Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que reprimen a los manifestantes en las concentraciones laborales se saltan los dispositivos de seguridad y obligan a sus compañeros policías a replegar el dispositivo de seguridad a las puertas del Congreso y los manifestantes han proseguido con su concentración en la plaza de las Cortes a escasos metros de las escalinatas de la Cámara Baja, en la llamada concentración “Rodea el Congreso” por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

En estos días las asociaciones profesionales que representan a la Guardia Civil y Policía Nacional han elevado su queja y anuncian manifestaciones para protestar por la regulación que pretende llevar a cabo el Gobierno de la conocida como Ley Mordaza. Aparte de la disputa de Pablo Casado e Isabel Diaz Ayuso por ver quien encabeza la pancarta de dichas reivindicaciones, vamos a intentar desgranar lo que entienden los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que podrá pasar:

1.- Se infligirá un daño grave e irreparable a la operatividad policial.

2.- Destruye el principio de autoridad y pone en riesgo a los agentes.

3.- Pone fin al principio de veracidad policial.

4.- Permitirá la difusión de imágenes de los agentes.

5.- Limitara el uso de material antidisturbios en alteraciones del orden público.

6.- No quieren hacer de “taxistas” al tener que devolver a los detenidos a su lugar de origen.

En realidad, que dice y pretende reformar el Gobierno de la “Ley Mordaza”:

1.- Uno de los aspectos destacados es que dejan fuera de la Ley cualquier cuestión relacionada con la política migratoria. Por ejemplo las expulsiones en caliente de inmigrantes en la frontera. Esto pasara a estar regulado por las leyes de extranjería y los convenios internacionales suscritos por España.

2.- Una de las reivindicaciones que más concesos ha generado es la de eliminar las sanciones a las manifestaciones espontaneas que se convoquen sin una manifestación previa, siempre que sean pacíficas. Antes se preveían sanciones de hasta 30.000 Euros.

La falta de trámite previo de una manifestación no determinara la comisión de esta infracción cuando el ejercicio pacifico de este derecho precise una rápida expresión ante un acontecimiento de indudable repercusión social que no admita demora, siempre que no cause violencia o alteración del orden público.

3.- La toma y difusión de imágenes en lugares públicos y manifestaciones (por ejemplo, por parte de la prensa) no será sancionada. Si se considerara infracción grave el uso de imágenes o datos personales o profesionales de autoridades o agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado cuando puedan suponer un peligro para la seguridad personal o familiar de los agentes o se ponga en riesgo el éxito de una operación policial. La situación de peligro o riesgo tendrá que quedar reflejada en el acta o denuncia.

4.- Se tendrán que usar los materiales antidisturbios «menos lesivos para las personas y evitando los que causen lesiones irreparables». De todas maneras, recuerdan que son las «autoridades competentes» las que tendrán que desarrollar los «protocolos específicos», en este sentido, siempre de acuerdo con los «estándares internacionales».

5.- Las multas que se impongan se podrán fraccionar y pagar en función de la capacidad económica del implicado. Así, habrá una reducción del 50% para los que cobren menos de 1,5 veces el salario mínimo interprofesional (SMI) y del 25% para los que cobren entre 1,5 y 2,5 veces el SMI.

6.- El tiempo de identificación en una comisaría no podrá ser superior a dos horas. La ley del PP permitía una detención de hasta seis horas en la comisaría. Solo se podrá llegar a estas seis horas en casos muy excepcionales. «Excepcionalmente y por razones justificadas, verificables y comunicadas a la persona afectada, se podrá prorrogar hasta un máximo de seis horas

7.- Se obligará a la policía a devolver a los manifestantes al lugar donde han sido detenidos y no dejarlos en comisarías a kilómetros de este punto.

8.- Los cacheos corporales de la policía siempre se tendrán que circunscribir a indicios concretos y comprobables y, además, se tendrá que evitar que una persona quede desnuda en un operativo policial. «No se dejará a la vista la totalidad del cuerpo, ni tampoco de manera sucesiva cada una de sus partes, con el máximo respeto a la identidad sexual, procurando hacerlo siempre en un lugar reservado y fuera de la vista de terceros

9.- Los atestados policiales seguirán teniendo «presunción de veracidad» de los hechos que se escriban, pero se incorpora un matiz: «Siempre que resulte coherente, lógica y razonable, si no se prueba lo contrario». Hasta ahora el artículo 19 se limitaba a decir: «El acta que se extienda tendrá presunción de veracidad de los hechos que se consignen, si no se prueba lo contrario».

Cada uno que piense y juzgue, yo particularmente abogo por el derecho a poder manifestarme de forma libre y pacifica y que la Policía actué con criterios de responsabilidad y proporcionalidad, cumpliendo la ley y demostrando todo aquello de lo que nos acuse.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s