Directores de Seguridad.

Los Directores de Seguridad y los Jefes de Seguridad son figuras importantes para nuestro sector, con funciones determinadas por la ley encaminadas a garantizar la legalidad de la prestación de los servicios de seguridad e inspeccionar a los Vigilantes de Seguridad y a las empresas para velar por el cumplimiento en la forma de prestar los servicios.

Ahora bien, tampoco exentos de polémica cuando se ejerce como Director de Seguridad en un centro de trabajo (cliente) y, a su vez, se ocupa o se prestan de forma simultanea servicios, bien como jefe de seguridad o como directivo en otra empresa o en varias empresas.

Los directores de Seguridad tienen regulada su actividad en la Ley de Seguridad Privada principalmente en los siguientes artículos.

Artículo 36. Directores de Seguridad.

2. Los usuarios de seguridad privada situarán al frente de la seguridad integral de la entidad, empresa o grupo empresarial a un director de seguridad cuando así lo exija la normativa de desarrollo de esta ley por la dimensión de su servicio de seguridad; cuando se acuerde por decisión gubernativa, en atención a las medidas de seguridad y al grado de concentración de riesgo, o cuando lo prevea una disposición especial.

Artículo 38. Prestación de los servicios de seguridad privada.

5. Los directores de seguridad de las empresas de seguridad privada y de las entidades obligadas a disponer de esta figura, conforme a lo dispuesto en el artículo 36, desempeñarán sus funciones integrados en las plantillas de dichas empresas.

La primera duda que nos surge es si los Directores de Seguridad pueden prestar sus servicios como profesionales independientes a través de un contrato mercantil y no incluidos en la plantilla de la empresa que contrata los servicios de una empresa de seguridad y que estén obligados por Ley a disponer de esta figura. Esto lo da por válido la UCSP a través de uno de sus informes no vinculantes.

El segundo caso en que se nos plantean dudas es si se puede compaginar el cargo de Director de Seguridad con el de Jefe de Seguridad en una o varias empresas.

El tercer caso y más controvertido sería cuando se compaginan a la vez dos cargos que entendemos éticamente reprobable y que puede hacer dudar de la capacidad del director de seguridad para poder separar de forma clara ambos cargos. Es el caso del Director de Seguridad que presta sus servicios en un cliente (Universidad de A Coruña) y, a su vez, es gerente de la empresa de seguridad adjudicataria de la misma Universidad.

O del Director de Seguridad del C. D. Tenerife y, a su vez, es el propietario y apoderado de la empresa adjudicataria del servicio de seguridad que presta servicios en el Estadio.

O del Director de Seguridad de la Universidad de La Laguna contratado a través de una empresa de seguridad y que va a planificar y evaluar la parte técnica del siguiente concurso. ¿Se podrá presentar su empresa a este concurso?

Como ven, existe de forma clara un conflicto de intereses permanente cuando el Director de Seguridad no está integrado en la plantilla de los clientes de seguridad, donde exista la obligatoriedad de disponer de un departamento de seguridad con un director al frente. Lo demás son especulaciones, chanchullos y un conflicto permanente de intereses personales y empresariales que en nada beneficia a la imagen del sector.

Desde la FTSP-USO venimos pidiendo que se corrija esta situación que está comenzando a darse y que previsiblemente se incrementará en el futuro dada la naturaleza de nuestro sector.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s